Uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuh! ¡Qué de tiempo sin pasarme por aquí!

Uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuh! ¿A quién no le gusta gritar como un loco?

Uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuh! ¡Qué barbaridades os traigo!

Pues hay más gente de la que te imaginas y aquí estoy yo para enseñároslo: grupos que revientan salas, amplis y más de una cabeza… Sin necesidad de hacer un alarde de referencias, como siempre, voy a ser escueto y no os voy a soltar una retahíla de nombres de grupos de música que se desvanezcan en vuestra doliente memoria con facilidad.

Empezaré con un clásico bastante conocido espero (si no chiquets he de deciros que os queda mucho por oír) Mogwai ese emblema del post-rock surgido de las entrañas de Glasgow allá por los noventa y que cuentan ya con una cantidad de discos que hace que su escucha pueda ser un calvario en busca de grandes canciones… NO! Todos sus discos son sublimes, delicados, abruptos y, por momentos, apocalípticos, esto hace de ellos una de esas bandas a las que la etiqueta no les llega a la suela de los zapatos o del cable del ampli, mejor dicho. Si hay que resaltar alguno de sus discos, os diría que no dejaseis de escuchar ‘Happy songs for Happy People’, ‘Rock Action’ o el más reciente compuesto para la maravillosa serie francesa ‘Les Revenants

Siguiendo con eso de volvernos locos gracias a ritmos y ruido aquí tenemos una cantidad enorme de grupos, Unicornibot, un grupo ya extinto que ha dejado para la posteridad tres discos espectaculares. Esta gente estaba obcecada en impedirnos marcar un paso de baile de más de dos compases. Con ellos de fondo, no puedes ser el gallo más chulo del corral, en todo caso te convertirás en un ser con convulsiones en constante frenesí dando aspavientos cada poco con sus incansables cambios de ritmo en cada una de sus canciones. Tres discos de no más de 40 minutos -alguno no llega a la treintena- y que os hará desear correr a tierras galegas para suplicar el retorno de este cuarteto.

Para cerrar el triplete, me voy a dar el gustazo de pasaros una de mis bandas fetiches, Maserati, otra amalgama de nacionalidades que hablan el mismo idioma musical, uno progresivo que se va metiendo en tu cabeza, te hincha el pecho, te recorre suavemente por dentro hasta reventarte el cráneo… no es disonante, ni caótico, pero también puede serlo.

He dicho que no os iba a soltar una listaca de grupos, pero, como soy así de majo, me retracto y aquí os dejo unos cuantos más como deberes o como motivo para que me adoréis, odiéis o sigáis, todo ello dependerá de cuánto o tanto os gusten las propuestas.

Ten past seven, Cro!, Russian Circles, El Tercer Semestre, ZA!, El Paramo, ZZOORRCCHH, Jupiter Lion, Toundra, Lighthing Bolt, Holy Fuck… y ahora podéis soltar todos los ‘fucks’ que queráis cagándoos en mí y los deberes veraniegos que os he dejado. Ya sabéis se aceptan todo tipo de sugerencias, incluso para las de mi propio suicidio. Eso sí, por favor, ya puestos a imaginar, que éste venga con banda sonora…